Categorías
Movimientos Violencia de Estado

La justicia italiana no cede, Alfredo Cospito tampoco

de Pedro Castrillo //

La justicia italiana ha confirmado que mantendrá a Alfredo Cospito, militante anarquista condenado a cadena perpetua y en huelga de hambre desde hace más de dos meses, en un régimen penitenciario de aislamiento máximo.

de Pedro Castrillo
Inédito

Recientemente contábamos la historia de Alfredo Cospito, militante anarquista de 55 años, preso desde hace nueve y sometido desde hace más de siete meses al régimen penitenciario instaurado por el artículo 41-bis del Código Penal italiano, un aislamiento social y sensorial prácticamente absoluto. El pasado 20 de octubre, Cospito inició una protesta contra las condiciones extremas en las que se encuentra, con la única herramienta no violenta de la que disponía: la huelga de hambre.

En estos días ha tenido lugar la audiencia para decidir si devolver o no al preso anarquista a un régimen penitenciario normal. El Tribunal de Vigilancia de Roma, único organismo con autoridad para decidir sobre esta cuestión, ha rechazado el recurso de la defensa de Cospito. Una decisión poco sorprendente, considerando el clima mediático y político general. Según la ley italiana, exceptuando posibles recursos —que en cualquier caso tienen pocas posibilidades de éxito— , la decisión del tribunal no será revisada durante los próximos cuatro años. Teniendo en cuenta la determinación expresada repetidamente por Cospito ante los tribunales de continuar su huelga de hambre si no se atendían sus demandas, la decisión del tribunal romano es, de facto, una condena a muerte.

Hoy se cumplen 61 días desde que Alfredo Cospito empezara su huelga de hambre. Recordamos a Holger Meins, que murió en la cárcel tras 57 días sin comer, y a Bobby Sands, que sufrió el mismo destino tras 66 días de firme protesta. En ambos casos las reivindicaciones de los presos tenían que ver con las condiciones extremas a las que estaban siendo sometidos en prisión.

Mientras tanto, Anna Beniamino, imputada junto con Cospito por la colocación de dos explosivos en un cuartel de los carabinieri (de noche y con el lugar desierto), ha concluido la huelga de hambre iniciada en apoyo a Cospito, debido al empeoramiento acelerado de sus condiciones de salud.

Tras la decisión del tribunal de Roma, el mundo anarquista —que en ningún momento ha dejado de organizar, junto con otros grupos solidarios, acciones de protesta por Cospito— ha lanzado un mensaje muy claro: «Llegados a este punto, cualquier desenlace de esta historia será responsabilidad del Estado». Por su parte, Flavio Rossi Albertini, abogado de Cospito, ha declarado, amargamente: «Crearán un mártir. Dentro de 100 años, nuestros descendientes recordarán a Cospito y no a sus perseguidores».

Una respuesta a «La justicia italiana no cede, Alfredo Cospito tampoco»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s